Procedimientos

Implantes Dentales

Rehabilitación oral estética y funcional: mediante recuperación con prótesis fija sobre implantes y piezas dentarias.
También la rehabilitación se genera mediante prótesis re movible implanto-retenidas, para lo cual se necesita la correcta adecuación de las piezas dentarias remanentes, mediante reparación y tallado de las mismas, debiendo recurrir en algunos casos a tratamientos de conductos y pernos muñones a fin de soportar una corona fija o coronas en puentes.
En otros casos la rehabilitación se realiza con la colocación de Implantes de Titanio Oseo-integrados que sirvan de remplazo de las piezas ya perdidas, o las que tengan una situación irreversible de recuperación.
Por último los implantes dentarios también sirven para la instalación de prótesis re movibles, retenidas y soportadas mediante pocos implantes.

Los implantes dentales reemplazan los dientes perdidos, sin necesidad de dañar los dientes contiguos y de una manera estética, funcional y eficaz.
Un implante consiste en una raíz artificial que se ancla en el hueso para proporcionar una base estable sobre la que colocar de forma firme y sólida un diente reemplazado.
Existen ciertos requerimientos médicos generales que tendrá que valorar el profesional antes de indicar un tratamiento con implantes, como también los estudios radiológicos previos.
El estado de salud del resto de los dientes debe ser óptimo, es decir, libre de infecciones como caries o problemas de encías. Por eso, antes de iniciar un tratamiento de implantes es conveniente acondicionar toda la boca.
El tratamiento consiste en: Fase quirúrgica, fase protética, fase de mantenimiento.

1. Fase quirúrgica: Consiste en la colocación del implante en el hueso. El procedimiento quirúrgico es sencillo. Se realiza una leve incisión en la encía para acceder al hueso, en el cual se labra un nuevo lecho o alvéolo donde se introduce el implante. Finalmente se sutura de nuevo la encía.

2. Fase protética: Tras la colocación del implante, éste requiere un período de cicatrización de unos 3 meses, tiempo tras el cual da comienzo la fase protética. Consiste en descubrir el implante y confeccionar un modelo de trabajo. Después el laboratorio confeccionará la prótesis sobre el modelo, la cual se probará al menos 2 veces antes de su colocación definitiva, para asegurar un perfecto ajuste y adaptación a la forma, tamaño y color del resto de los dientes.

3. Fase de mantenimiento: Al igual que los dientes, los implantes exigen un cuidado diario. Este cuidado será imprescindible para asegurar un buen comportamiento de la prótesis a largo plazo.


Casos

Implantes Dentales


Antes - Despues


Antes - despues 2


Protesis removible implnto-soportada con barra


Recontruccion con bio- materiales,hueso autologo, plasma rico en plaquetas y colocacion de implante


Rehabilitacion combinada con pernos y coronas e implantes


Rehabilitacion completa con implantes y protesis fija


Rehabilitacion completa realizando extracciones de piezas y colocacion de implantes


Rehabilitacion de sectores aislados


Reposicion de una sola pieza ausente mediante implantes


Reposicion unica pieza

Blanqueamiento

Esta técnica consiste en el aclaramiento de las piezas dentarias mediante la acción química de un gel aplicado en su superficie, este químico (Peróxidos de Hidrógeno o Carbamida) tiene la capacidad de penetrar la superficie del esmalte dental para ejercer su acción oxidante sobre las partículas que tiñen y alteran el color original del diente.
No existen efectos perjudiciales ni para los dientes ni para la salud por el uso de estos geles blanqueadores. La única desventaja que puede presentarse es sensibilidad en las encías durante los primeros días.
La eficacia del tratamiento es proporcional al grado de tinción de los dientes que han sido oscurecidos a lo largo de los años por sustancias colorantes como el tabaco, té, café, mate, vino etc. Es el profesional quien debe determinar que paciente es apto para someterse a un blanqueamiento dental.
En cuanto a la duración del efecto blanqueador, puede ser inalterable durante 3 a 7 años lo cual depende en gran medida del tipo de alimentación que siga el paciente tras el tratamiento. No obstante, es conveniente realizar un tratamiento de mantenimiento una vez al año para prolongar el efecto logrado en el tiempo.


Carillas

Consiste en la aplicación de una fina capa de material estético restaurador sobre la superficie anterior de los dientes, se utiliza para corregir los cambios graves de coloración que no puedan ser tratados con un blanqueamiento o la forma dentaria deficiente dando al diente un aspecto ideal. El tratamiento generalmente no requiere anestesia y puede realizarse en una sola sesión dependiendo de la técnica a utilizar.
No todos los pacientes son pasibles de un tratamiento con carillas. Los casos de apiñamientos severos o defectos en la relación de las arcadas dentarias pueden contraindicar este tratamiento. Tampoco es recomendable en ciertos pacientes bruxómanos. Su duración depende de los hábitos del paciente.


Incrustraciones

Este tratamiento está indicado para la restauración dentaria en dientes posteriores (Molares y Premolares) que sufran de caries de leves a moderadas y también en casos de fracturas o fisuras siempre que el daño no sea tan importante como para indicar una corona. Se realizan en el laboratorio dental luego de la preparación del diente y la confección de un modelo de trabajo, luego son cementadas en otra sesión. Pueden ser confeccionadas en resina compuesta, porcelana o metal. Este tipo de restauración no solo devuelve al diente la estética sino su normal funcionalidad.